5 características imprescindibles en un Contenido de Valor

Escuchamos hablar tanto del valor del contenido y del contenido de valor en Internet y en las Redes Sociales que en Media Interactive Group [MIG] decidimos abordar el tema, pero desde la perspectiva de las características esenciales que debemos contemplar para considerar que tenemos entre manos un contenido realmente de valor. Porque al final el éxito no va a depender de los contenidos que trabajemos, sino de que estos contenidos estén alineados con la marca o negocio, o al menos con lo que nuestros prospectos y clientes crean que debe ser o representar nuestro negocio, y que ellos aporten valor o den reputación a esa marca.

QUE ES EL CONTENIDO DE VALOR

Quizá valdría la pena definir primero qué es realmente el “contenido de valor”, para  lo cual usaremos la definición que hiciera David Soler Freixas en su blog davidsoler.es.

Para David “el valor es una percepción de las personas que, la mayoría de veces, poco tiene que ver con el coste ni con la composición del contenido”. Asi pues vemos que puede tener mucho valor un post de un especialista en Redes Sociales como lo es Juan Merodio, pero “ese valor se lo otorga quien lo consume”, en este caso, los seguidores. Son ellos, y sólo ellos, quienes van a determinar qué tiene valor y qué no lo tiene, por lo cual podríamos decir que nuestra política de contenidos será trazada por ellos.

CARACTERÍSTICAS CLAVE DE UN CONTENIDO DE VALOR

1. ÚTIL: Para Christine Suta la primera gran característica que debemos trabajar en nuestros contenidos para que tengan valor es la “utilidad”, es decir, que sirvan para un propósito.

Generalmente este tipo de contenido responde a una pregunta básica, o no tan básica, de un área específica, porque si pensamos que creamos contenidos memorables porque respondemos a cuatro, cinco o diez preguntas, es muy probable que allí estemos cometiendo nuestro primer gran error. Busquemos el enfoque en una problemática determinada e intentemos ilustrar esa situación llevando al lector a un desenlace o conclusión.

2. AUTÉNTICO: Esta es quizá una de las características más complejas, porque implica involucrar al 100% a la marca o empresa. Se trata de crear contenidos que, como dijimos antes, sigan los lineamientos u objetivos de la marca, que transmitan los valores de la empresa, que tengan la pasión de la empresa y su gente, que cuenten su historia, con aciertos y errores. Eso nos hará transparentes ante nuestros lectores y por ende creíbles y reales.

3. ENTRETENIDO: Si además de ser útiles y auténticos conseguimos ser entretenidos para nuestros clientes y seguidores estaremos llegando a niveles de valor tan importantes que, invariablemente, nos lleven a marcar diferencias con nuestros competidores.

Está de más decir que una misma información puede ser dicha de maneras muy distintas, desde textos carentes de sentido y coherencia, llenos de faltas ortográficas y una mala redacción. hasta mensajes brillantes porque logran emocionar e implicar a quienes los consumen. Un contenido de valor debe ser capaz de provocar reacciones, desde la sonrisa cómplice hasta la reflexión profunda. Quien lo logra habrá conseguido también, casi seguro, un “me gusta” y un “compartir” espontáneo y emotivo.

Incursionar en otros formatos, más allá del clásico artículo ilustrado, también aportará mucho a que un contenido sea percibido por los lectores como ameno y entretenido.

4. RELEVANTE: Los contenidos que escribamos deben ser actuales y relevantes. Debemos hablar de aquellas cosas que la gente está esperando escuchar; mejor aún, de aquellas cosas de las cuales ya está conversando en su entorno más íntimo. Pero esta actualidad y relevancia no puede dejar de lado la armonía con las raíces de la marca y sus valores. Debemos hablar de lo que nuestros clientes desean conocer pero sin que esto implique dejarnos el estilo y los valores de la marca en ello.

5. ESTRATÉGICO:  Lo que digamos a través de nuestras redes sociales y nuestro blog o página web debe responder a una estrategia de empresa, pero debe igualmente ser estratégico en lo que a tiempos se refiere. Dicho de otro modo, si dedicamos horas y esfuerzo para generar contenidos que cumplan con las características de lo que hoy conocemos como contenido de valor, es menester que esa información llegue a nuestros seguidores y lectores. Que entreguemos esa información en el “timing” o momento exacto, que suele ser aquel en el cual nuestra audiencia está presente y más receptiva.

Al final sólo nos resta recordar que en el mundo del Marketing no existen estrategias con variables únicas. Por el contrario, se trata de un proceso complejo donde todo cuenta, por lo que fijar nuestros esfuerzos en crear contenidos de valor será sólo una pieza de este gran rompecabezas.

Media Interactive Group [MIG] es una agencia interactiva fundada en 2008, especializada en Marketing Digital, Diseño Web, Redes Sociales, Desarrollo de Social Apps y Apps Móviles. Actualmente tenemos presencia en Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, Colombia y New York.

Deja tus comentarios

Todos los derechos reservados. © 2017 Media Interactive Group.
Edificio Magna Corp- Piso 7 - Oficina 703-704, zona 5, 082302225 Panamá Panamá.